Patricia de Souza

  • Perú , 1964
  • Escritora, bilingüe español-francés.
  • Género(s): Ficción, No Ficción

Reseña biográfica

Es escritora y doctora en literatura francesa y comparada de la universidad La Sorbona, París 3. Hizo estudios de ciencias políticas, periodismo y filosofía antes de cursar el doctorado en literatura francesa y comparada con una tesis sobre Flora Tristán y Lautréamont, la extraterritorialidad y la traducción, de acuerdo a un mundo de migrantes y de refugiados. Su trabajo gira en torno de una lectura crítica al discurso que domina la identidad de las mujeres, a través de la deconstrucción de los géneros, proponiendo nuevos retos a la literatura contemporánea.

Estos temas también están presentes en algunos de sus artículos y textos ensayísticos como Eva no tiene paraíso y su más reciente ensayo Descolonizar el lenguaje (Libros de la mujer rota, Chile 2016). Es una autora que se interesa por los usos y problemas con el idioma castellano, su ejercicio de memoria y la construcción en la historia como forma de dominación de la imaginación. Su trabajo con el lenguaje la ha ubicado en un lugar prominente de la literatura latinoamericana, así como su idea de la literatura como “nexo” y vínculo social que se expresa en su trabajo como traductora del francés. Otra idea suya es que es posible crear “nuevos modelos femeninos” rompiendo con la dominación simbólica. Esto hace que en algunos de sus libros subyazca una forma de meta-dicurso que se relaciona con la recepción de su obra, de la cual las novelas más representativas son Electra en la ciudad y El último cuerpo de Úrsula, recientemente traducida también al francés (éd. Orbis tertius).

Ha traducido poesía de Michel Leiris y narrativa de Jean Echenoz. También ha colaborado en la obra colectiva Líneas aéreas (Lengua de trapo, 1999). Después de varios años viviendo en México y Venezuela, vive ahora en el sur de Francia. La mentira de un fauno, su segunda novela, fue publicada en España y en el Perú. El último cuerpo de Úrsula, publicada en la editorial Seix Barral, Barcelona, el año 2000, creó mucha controversia en la prensa española y una acogida discreta en el Perú; reeditada por la editorial alternativa Sic, Lima, 2000 y Excodra 2013, Barcelona, está traducida al alemán (Laniamérikaverlag, Solothurn) y publicada en francés y en inglés (Orbis tertius éd. Excodra Barcelona 2015). La revista literaria francesa NRF (Gallimard) publicó un fragmento bajo el título Désert en el 2005 y la Revue Littéraire Léo Scheer, la ha incluido en una selección de autores latinoamericanos imprescindibles en su dossier dedicado a este continente, Chemins des Amériques (París, 2015)

Después de publicar tres nuevas novelas: Ellos dos (Ed. San Marcos, Lima, 2007), Erótika, escenas de la vida sexual (Jus, México 2008; Barataria, Barcelona, 2009) y Tristán (finalista del Premio Herralde 2009, Altazor 2010, Kiputeca, 2014, Perú), publicó su primer ensayo, Eva no tiene paraíso (Altazor, Lima, 2011). El 2014 su nueva novela Vergüenza ha sido editada por el sello venezolano El perro y la rana y por la editorial Casa de Cartón (Madrid). Escribe para el diario El país (España), La república (Lima).

Ha dado diferentes conferencias en la Feria del Libro de Nueva York, Miami Book fair, la Filbo de Bogotá, la feria del libro de Quito y en la FIL de Caracas, entre otras actividades. Ha obtenido varias becas de traducción del Centre National du Livre, en Francia, además de residencias como escritora en Niza y en París. Actualmente está encargada del curso “Panorama de la literatura Hispanoamericana” en la universidad de Toulouse Jean Jaurés (ex, Le Mirail).

Su blog, Palincestos (www.palincestos.blogspot.com), está referenciado por el suplemento literario del periódico El País, Babelia. Además mantiene un blog de género, Venus proscrita en la edición digital del diario La república (Perú) y en el portal peruano de La mula.pe. Fue parte de la Berlinale del año 2007 y acaba de publicar un cuento en The Berlin Anthology, así como en el número monográfico Words Without Borders dedicado el Perú (http://www.wordswithoutborders.org)

Obras publicadas

>Cuando llegue la noche (Lima, Jaime Campodónico, 1995).

>La mentira de un fauno (Santo oficio, Lima 1998, Madrid, Lengua de Trapo, 1999).

>El último cuerpo de Úrsula (Barcelona, Seix Barral, 2000; reediciones: Lima, [sic], 2009, Excodra, 2013, Barcelona, traducida al alemán, Lateinamerika verlag, Solothurn 2005; AL francés, Editions Orbis Tertius 2015, Francia).

>Stabat Mater (Madrid, Debate, 2001).

>Electra en la ciudad (Madrid, Alfaguara, 2006; edición en Epub, Alfaguara 2014).

>Aquella imagen que transpira (Lima, Sarita Cartonera, 2006).

>Ellos dos (Lima, editorial San Marcos, 2007. Jus, México 2009, ed. Epub. Kiputeca, Perú 2014).

>Erótika, escenas de la vida sexual (editorial Jus, México D.F, 2008, editorial Barataria, 2009, España).

>Tristán (Lima, Altazor, 2010, ed. Epub, Kiputeca, Lima 2014).

>Eva no tiene paraíso, ensayo sobre el género escondido (Lima, Altazor, 2011).

>Vergüenza (El perro y la rana, Caracas 2013. Reedición: Casa de Cartón, Madrid 2014).

>Descolonizar el lenguaje (Los libros de la mujer rota, 2016, Santiago, Chile).

 >Mujeres que trepan a los árboles (Trifaldi, 2017, Madrid).

>La virgen roja: eco feminismo de colonial, hacia el final del patriarcado.

Sinopsis de obras ofertadas

El último cuerpo de Úrsula

Es curioso que en la portada de La mentira de un fauno ( Lengua de Trapo ), segunda novela de Patricia de Souza y con la que hace un año se dio a conocer en España esta joven y muy interesante escritora peruana (Lima, 1964), aparecieran hombres y objetos atrapados en botellas. Podría ser, sin duda, un capricho y un acierto del portadista, pero es esa imagen de una botella (la botella que un náufrago arroja a las aguas sin saber dónde va a acabar su mensaje, el que está protegido en la botella, y en qué manos) la que va muy bien con El último cuerpo de Úrsula, su tercera novela. Aunque en esta, Perú (Lima permanentemente cubierta de nubes y unas páginas sobre la historia reciente de su país, desde la dictadura populista de Velasco Alvarado hasta el restablecimiento de la democracia, una democracia tutelada, en los años anteriores al duelo presidencial entre Fujimori y Vargas Llosa) todavía está presente (aunque no de una forma tan apasionada y radical como en la Mentira de un fauno, una excelente novela en la que los protagonistas se adentraban por las venas de un país abiertas por el terrorismo de Sendero Luminoso y la violencia militar), lo cierto es que El último cuerpo de Úrsula es otro viaje muy diferente, apasionado y radical, desde luego, el que se nos propone: un viaje no por las venas abiertas de su país, sino más bien por el interior del cuerpo de uno mismo, del de la protagonista, paralizada por una lesión de columna y prisionera, además, por las alambradas del deseo, ahogada por las aguas turbias del placer y el dolor, que se da y se recibe.

Náufraga de su propio malestar, Úrsula arroja quizá su monólogo por el desagüe de esa prisión real y física, en la que aguarda: su monólogo, este, su mensaje y su grito, y tal vez por rebeldía, por el furor que le causa su situación, no cierra bien del todo su botella con su grito y tal vez por eso hay partes de su discurso que aparecen un tanto emborronadas por el agua que se ha colado, y por eso, El último cuerpo de Úrsula avanza así, a trompicones, a desmelenamientos. Úrsula es una fiera enjaulada en su propia mutilación, y el dolor le recuerda que es la cara oculta del placer, y que sin este, sin aquel, sin uno, sin otro, no puede sentirse viva, sino un vegetal, un ser paralizado, como es ella, aunque no se resigne. Y cómo descubre el placer, que se le va, en el dolor que causa a los demás, un dolor provocado, o un placer obtenido, tanto da, que le ha llevado, al final, a esa prisión, real y física en la que está. Patricia de Souza, escritora peruana que vive ahora en Francia, viene a España con esta novela hermosa y fallida, radical y apasionada, confusa a veces, espléndida otras, con la etiqueta puesta (esas a las que tan aficionados son/somos los editores y los media ) de «los nuevos bárbaros», para equipararlos, si hace el caso, con los «jóvenes caníbales», los novelistas italianos de hace unas temporadas. Bien estén las etiquetas si sirven para enganchar al lector que se deje. Con etiqueta o sin ella, esta es una novela que, a ratos, te arrebata y, a ratos te irrita; una novela cuyo grito de desgarramiento viaja, de pronto, a la velocidad de la luz por las venas del lector y, en cambio, otras veces este se tapa los oídos para no escuchar el lamento de fiera enjaulada de Úrsula, desgarrándose la piel en las alambradas del deseo. Es, en fin, una novela que te envenena y te irrita; una novela que no te deja indiferente. (Javier Goñi, El país, 2000).

Enlaces

udesouza@hotmail.com