Franco Manuel Borgogno

  • Argentina , 1982
  • Escritor, músico, compositor, pintor.
  • Género(s): Ficción

Reseña biográfica

Nací en la ciudad de Rafaela, provincia de Santa Fe, Argentina, en la década de los 80 bajo el signo de libra.

Fui gestado en una familia poco acomodada, pero con ideas de cierre convexo –sumamente pesadas–; siempre poniendo la fe desde temprana edad en lo que es real indirecta o directamente. A lo largo de los años estuve en contacto con las artes, los libros y la naturaleza preparando el alma, la mente y el cuerpo para sosiego del ser etéreo; razón que sabré evaluar a su debido momento.

Entre otras cosas, además de ser una energía inquieta, en constante oscilación, soy un músico, compositor y pintor; un hijo de la noche, fracaso de psicoloco, padre, engendro, hermano, Dios, demonio, mitad de la otra mitad, amado y odiado, olvidado y reencarnado.

También soy un ambicioso proyecto a escritor. Hasta ahora cuento con mi ópera prima (que edité en España con Chiado editorial después de tres años de haberla escrito) y tres libros más en proceso que comencé a dar vida antes, durante y posterior a Memorias secretas, rondando los mismos caminos oscuros que me envolvieron el pensar; siempre con un tinte esquizoide para crearlo todo, aunque creyendo libremente en poder ser.

Obras publicadas

>Memorias secretas

Sinopsis de obras ofertadas

En Memorias secretas la vida avanza ligada a la suma y resta de lo descriptivo, de lo poco justo y de la independencia sin tiempo necesario; digamos, sin esperar ni apurar los sucesos ennegreciendo del trabajo mismo que deja la memoria íntima; esta, a través de una visión momentánea del pasado en el futuro, del presente en el ayer y del futuro en el hoy desesperado.

En ella se disimula la realidad –según la voz que lo cuente– y se va nadando entre los recuerdos e imágenes sueltas para poder narrar la historia de un ente algo especial que bien podría ser la tuya, la mía, la de ellos: la vida de cualquiera sin importar color o estupidez.

Este, en particular, es una historia magra y un tanto acelerada que persigue hasta el cansancio la búsqueda del fin último en el cuerpo denso humano: la felicidad egocéntrica.

Sin importar todo lo que pueda arrastrar en el camino, se abraza la noche como espacio señero, se tiene el alma a flor de piel y los ojos bien cerrados; coqueteando, desaforadamente, con el ocultismo, la religión, los credos, la psicología, la filosofía, la antropología y todas las idioteces cotidianas de un drogadicto que se forma en la banda sonora de tan extraña música: los recuerdos confidenciales.

El autor nos regala una novela subjetiva, imputable, nuclear; fiel a la realidad consuetudinaria. Esa que mete el dedo en la llaga en todo momento, mostrando –de la mejor manera posible– lo que es vivir siendo un enfermo de la crónica de sucesos que es la misma vida. Presentando una visión algo particular sobre la fe, la que va dependiendo de la necesidad del instante exacto y del grado de conocimiento a los que imploramos ayuda.

William Blake nos dará mayores detalles respecto a la idiosincrasia, identidad y epidermis que mueve los hilos discursivos de la misma: “Miré al ángel que alargó los brazos, abrazó la llama, fue consumido y apareció como Elías. Este ángel vuelto demonio es mi amigo íntimo: juntos leemos la Biblia en su sentido infernal o diabólico, que el mundo conocerá si se conduce bien. También tengo la Biblia del Infierno que el mundo tendrá quiéralo o no”.

Enlaces

francoborgogno@hotmail.com